Como Cuidar un Cactus

Hay diversas variedades de cactus que provienen de todo el mundo. Para obtener los mejores resultados cada planta tiene necesidades individuales, pero hay reglas generales para el cuidado de estas.

En este artículo podrás encontrar todo lo relacionado con el tipo de abono, la tierra y los cuidados en el interior y en el exterior.

Tipo de abono

Los cactos son plantas de crecimiento lento por lo que se recomienda abonarlas con fertilizantes ricos en nitrógeno, potasio y fósforo. A continuación, te dejo algunos fertilizantes que puedes hacer tú mismo y aplicarlo a tu cactus:

Cáscara de banana

Su principal característica es que es rica en potasio por lo que se considera indispensable para el desarrollo de la planta. Te recomiendo hervir las cáscaras de banano en un litro de agua y luego rociar esta mezcla una vez por semana.

como cuidar un cactus

Ceniza de madera

Este abono es rico en potasio y fósforo. Para su preparación solo debes poner a hervir algunos trozos de madera por un breve periodo de tiempo y regar esta mezcla a tus plantas solo una vez por semana.

El agua resultante tiene un efecto alcalinizado (sube el pH). Si el suelo que estás fertilizando tiene un pH mayor a 6,5, es recomendable evitar el uso de este abono.

Cáscara de huevo

Este fertilizante proporciona a tu cactus carbonato de calcio, el cual es un nutriente rico para el desarrollo de la planta. Para hacer este abono orgánico solo debes remojar unas 2 o 3 cáscaras de huevo en medio litro de agua durante un día y rociar la mezcla cada dos semana.

tipo de abono

El carbonato que acompaña al calcio tiene un efecto alcalinizado, por lo tanto, si los suelos son muy ácidos te puede ayudar, pero si el pH de tu suelo es alto es mejor no usarlo.

Tipo de tierra

El sustrato ideal para esta clase de plantas debe reunir arcilla, también se recomienda la materia orgánica. Dentro de los componentes que se recomiendan para un buen sustrato están:

  • Piedra pómez.
  • Perlita
  • Vermiculita
  • Grava
  • Piedra caliza triturada
  • Arena gruesa
  • Ralladura de coco
  • Musgo

La mejor tierra para un cactus será una mezcla rica en nutrientes que contenga además material inorgánico poroso, el cual asegura un buen drenaje.

SI el suelo que está bien aireado y es de rápido drenaje la perlita y la piedra pómez funcionarán muy bien. También puede adquirir tierra especial para cactus en un vivero local.

Cuidados en el exterior

Cuando un cactus se encuentra en la naturaleza el riego depende de muchos factores los cuales pueden ser: la exposición al sol, la época del año y el tipo de sustrato. También depende si se encuentra en una zona muy cálida o seca.

cuidados en el exteriorEn verano el riego del cactus será cada 30 días y en invierno es preferible no regar.

La gran mayoría de los cactus en su hábitat prefieren una exposición al sol prolongada. Los cactus epífitos, en cambio, necesitan una ubicación en semisombra pero que le proporcione luz.

Una gran cantidad de cactus tolera muy bien las bajas temperaturas. Pero debes tener en cuenta que algunas especies son de origen tropical y no toleran las heladas.

Otro factor que debes considerar son las precipitaciones en exceso porque pueden resultar fatal para tu planta.

Un cactus se debe abonar solo durante el periodo activo, una vez al mes y siempre con moderación. Suspéndelo al final del otoño y todo el invierno.

Cuidados en el interior

Los cuidados de interior para tu cactus son los siguientes:

  • El riego. Se recomienda una vez por semana durante el periodo de crecimiento activo. Si tienes tu cactus en una maceta asegúrate que esta tenga agujeros para un buen sistema de drenaje y para que el agua no se acumule en el fondo del contenedor ocasionando la pudrición de las raíces.
  • Luz. Deja tu planta cerca de una ventana donde reciba luz. Te aconsejo que siempre este orientada al Sur. Debes tener en cuenta que, si la fuente de luz es demasiado directa, ocasionará daños en el follaje de la planta, llegando a quemarla.
  • Iluminación artificial. Los cactus se desarrollan mucho mejor con luz natural, pero si ésta no está disponible durante los meses de invierno o dependiendo de tu ubicación geográfica puedes complementar con luces de cultivo artificial, las cuales las puedes adquirir en centros de botánica.
  • Lluvia. Ten cuidado si las precipitaciones son muy fuertes porque pueden afectar tu cactus. Te recomiendo dejarlo dentro de tu casa mientras estas pasan.
  • Abono. Únicamente debe ser durante la etapa de crecimiento. En el mercado hay diversos tipos, pero yo te aconsejo los que son orgánicos, ya que, puedes hacerlos tú y además son muy ricos en nutrientes.
  • Maceta. Lo más importante que hay que recordar cuando se elige una maceta para un cactus es el drenaje. Busca una maceta con agujeros de drenaje en el fondo que permita que el exceso de agua salga.

Otros Artículos Interesantes